Contacto - Rafael de Otero

El primer principio para escribir es pensar bien”,

Horacio.